INICIO
Historia
La ADEFI fue constituida el 15 de abril de 1975, bajo la denominación de ASOCIACIÓN DE EMPRESAS FINANCIERAS DEL PARAGUAY (ADEFI), con aprobación de sus Estatutos Sociales y reconocimiento de su Personería Jurídica por el Poder Ejecutivo, según Decreto Nro. 18.623 en fecha 28 de octubre del mismo año de su fundación. Su domicilio social está en la Ciudad de Asunción.

Se constituyó con la participación de siete (7) empresas financieras y actualmente se encuentran integradas a la misma distintas entidades financieras (la integran bancos de capital nacional, empresas financieras y sociedades de ahorro y préstamo para la vivienda) que operan en el mercado, todas ellas legalmente constituidas y fiscalizadas por la Superintendencia de Bancos.

En estos 35 años de vida institucional muchas personas aportaron conocimientos, ya sea como Presidentes, miembros de su Comisión Directiva y/o integrando Equipos de Trabajo que posibilitaron su posicionamiento como respetable entidad gremial en los diversos estamentos; ya sea a nivel Parlamento Nacional, Banco Central del Paraguay, Superintendencia de Bancos y otras entidades gremiales colegas, tanto nacionales como internacionales.

Durante estas tres décadas es digno de destacar un punto esencial que sigue estando vigente: la asistencia de las empresas financieras a las denominadas microempresas. Esta asistencia contribuye sin dudas para la permanente expansión de las mismas en el mercado en mejores y mayores posibilidades de competencia.

El total general de centros de atención al cliente de las entidades miembros de la ADEFI se eleva a más de 250, con lo que se convierte en la más extensa red de ventanillas de formalización económica a través del ofrecimiento de un servicio regulado por el Banco Central del Paraguay y supervisado por la Superintendencia de Bancos, así como a través de la función de agentes retentores de impuestos, ventanillas de pagos y cobranzas

La ADEFI, es una entidad que apuesta al país y que está siempre orgullosa del esfuerzo, los logros alcanzados y muy pendiente de pensar en los desafíos que aún tiene por delante.